Tarjeta 1 / 12

¿Qué se elige en las elecciones de Israel en el 2015?

Israel es una democracia parlamentaria; las únicas elecciones celebradas en el país son las de la Kneset, su parlamento. Los israelíes no votan por un Primer Ministro o por el Presidente de Estado, sino que votan por los partidos políticos que los representarán en la asamblea legislativa -compuesta de 120 miembros. La Kneset es la representación del pueblo israelí, y una vez electa este órgano es quien nombra al Primer Ministro y al Presidente del Estado. El 17 de marzo será la elección número veinte de la Kneset. Hay once partidos que compiten por los puestos en la Kneset. Este proceso electoral se realiza cada cuatro años y la participación en Israel -un país donde el voto no es obligatorio- generalmente es alta: entre el 60% y el 80% de la población vota.

La Kneset es el órgano legislativo de Israel: dicta leyes, supervisa el trabajo del Gobierno y tiene la potestad de nombrar y destituir a varias autoridades como al Presidente o el Contralor.

Una vez electa la Kneset, cada uno de los 120 miembros elige quién será Primer Ministro -y tendrá el mando del nuevo gobierno en Israel. El Primer Ministro está a cargo del Poder Ejecutivo y es quien designa el gabinete de Ministerios que se encarga de la administración de asuntos internos y externos, incluyendo temas de Seguridad.

En diciembre del 2014, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu convocó a elecciones anticipadas del Kneset –antes que culminara sus cuatro años-. La razón fue la falta de consenso en la coalición dominante –la facción que lidera la Kneset– al no respaldar las iniciativas y propuestas del Primer Ministro y su partido, el Likud. Los partidos no podían llegar a acuerdos y Netanyahu declaró una falta de gobernabilidad por lo que anticipó las elecciones parlamentarias.