Tarjeta 1 / 8

¿Cómo escapó el ‘Chapo’ Guzmán?

La noche del 11 de julio de 2015, Joaquín Guzmán Loera –más conocido como el ‘Chapo’ Guzmán– escapó de la prisión de máxima seguridad El Altiplano a más de 90 kilometros de la ciudad de México. El líder narcotraficante del cártel de Sinaloa bajó por un túnel de diez metros de profundidad que comenzaba en la ducha de su celda. El túnel estaba habilitado con una escalera que se conectaba con otro túnel de 1.500 metros de longitud, 1.7 metros de altura y 80 centímetros de ancho. En el pasillo había iluminación, tubos de ventilación, y una motocicleta adaptada para correr sobre rieles, para que el ‘Chapo’ pueda escapar. La salida del túnel está ubicada al suroeste de la prisión, en una casa en construcción en Almoloya de Juárez. 

 

El ex jefe de Investigaciones de Seguridad Nacional de Inmigración y Control de Aduanas, Jim Dinkins, dijo que se necesitan casi dos años para construir un túnel como este y que es muy extraño que una construcción tan avanzada no haya sido detectada por los oficiales de la prisión. Las autoridades mexicanas creen que la única forma para que un escape como este pueda realizarse es con sobornos a los guardias de la prisión. El 15 de julio de 2015 se reveló un video de las cámaras de seguridad de su celda en el que se ve a Guzmán antes de bajar por el túnel.

 

El Gobierno mexicano despidió al director de la cárcel, cuestionó a más de treinta guardias y ofreció una recompensa por 60 millones de pesos –más de 3 millones de dólares– por la captura de Guzmán. Estados Unidos ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por información sobre el líder narcotraficante. Para muchos mexicanos, este segundo escape de Guzmán es una prueba de la corrupción policial, judicial y política que se da en México.