Tarjeta 1 / 6

¿Cuánto tardó la Corte Suprema de EEUU en aprobar el matrimonio igualitario en el país?

La Corte Suprema de Estados Unidos se tardó doce años en legalizar el matrimonio igualitario en todo el país. Antes del 26 de junio de 2015 –fecha en que la Corte Suprema declaró inconstitucional prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo– todavía existían catorce estados que lo prohibían y cerca de tres millones de homosexuales no podían casarse legalmente. El fallo de 5 a 4 fue el resultado de un proceso que inició en 1993 en Hawaii. La Corte Suprema declaró que la prohibición de casarse a parejas homosexuales en Hawaii iba en contra de la constitución estatal ya que se estaba violando el derecho de igualdad y protección ciudadana. Sin embargo, este estado nunca permitió que los matrimonios se realizaran y produjo un efecto dominó en otros estados. Cada uno comenzó a realizar modificaciones a la constitución para impedir el matrimonio igualitario hasta llegar a 1996 cuando se hizo oficial y legal esta prohibición en todo el país. Durante el gobierno de Bill Clinton, el Congreso promulgó la Ley Federal de Defensa del Matrimonio (DOMA), en la que, en la sección 3, se definía al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. La ley declaraba que ningún estado tenía la obligación de reconocer la unión entre personas del mismo sexo.

Después de diez años, en 2003, el estado de Massachusetts fue el primero en legalizar el matrimonio entre parejas del mismo sexo por una decisión de la Corte del Estado. Este estado, junto a Iowa y Connecticut, fueron los tres únicos que legalizaron el matrimonio homosexual por vía judicial hasta el 2009. Otros estados como California intentaron legalizarlo pero no lo lograron debido a una serie de vetos y referéndums. En 2013, la Corte Suprema –la mayor instancia legal de los EEUU–, declaró inconstitucional la ley DOMA, lo que significó que las parejas casadas no solo debían ser reconocidas en su estado sino en todo el país. Sin embargo, esta reforma no significó la legalización del matrimonio homosexual: únicamente implicó que el gobierno federal no pueda negarles la protección que se otorga  a todas las parejas casadas.