Tarjeta 1 / 10

¿Cuál fue la reacción de Trudeau ante el informe sobre niños nativos en Canadá?

Justin Trudeau, elegido hace poco primer ministro, lloró ante los resultados presentados por la La Comisión para la Verdad y Reconciliación de Canadá (CVRC) en el que constaban que 150 mil niños nativos fueron internados en residencias escolares en contra de su voluntad y la de su familia. El Primer Ministro dijo: “Como padre de familia y ex maestro me siento abrumadoramente conmovido por estos hechos” y recordó que el gobierno de su antecesor Stephen Harper, ofreció una disculpa pública por los hechos. 

El 17 de diciembre de 2015, Canadá reconoció que en 1874 miles de niños nativos fueron obligados a entrar en estas residencias escolares para recibir la misma educación que los no nativos del país. Estas residencias estaban en todo el país menos en las provincias de New Brunswick, y Newfoundland al este sur del país. El Gobierno canadiense de ese entonces se sentía responsable del cuidado y educación de los aborígenes por lo que creyeron que para garantizar que tuvieran mejores oportunidades debían hablar inglés, adoptar el Cristianismo y  las costumbres canadienses. Es por ello que la educación pasó a ser obligatoria para los niños entre 6 y 15 años de edad. 

La CVRC presentó su reporte final después de escuchar por seis años los testimonios de algunas de las víctimas. El documento consta de seis volúmenes, que en estos centros se abusaban de los cerca de 150 mil niños, de los cuales alrededor de 3.200 murieron como resultado de lo que los aborígenes llaman un genocidio cultural. Las últimas residencias escolares cerraron en 1996.