Tarjeta 1 / 7

¿Qué ocurrió con los culpables del atentado en la maratón de Boston de 2013?

El 24 de junio de 2015 es la audiencia de la sentencia final de Dzhokhar Tsarnaev, el responsable del atentado en la maratón de Boston –en el estado de Massachusetts– del 15 de abril de 2013. Durante la competencia –que convoca a más de veinte mil personas–, Dzhokhar y su hermano mayor Tamerlan, detonaron dos bombas que mataron a tres personas y dejaron a más de doscientos heridos. Dos días después, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró en estado de emergencia a Massachusetts y ordenó a los servicios federales investigar el caso. El equipo descubrió  la identidad de los sospechosos el 18 de abril por medio de imágenes recuperadas de una cámara de vigilancia. Esa misma noche, los hermanos Tsarnaev robaron un Mercedes negro SUV, tomaron como rehén a su dueño y le confesaron que eran los responsables del atentado en Boston. La víctima logró escapar y alertó al 911. En la madrugada del 19 de abril, los encontraron en Watertown –a las afueras de Boston– donde hubo un tiroteo mientras intentaban capturarlos. En la confusión, Tamerlan fue herido y arrollado por su hermano Dzhokhar, mientras intentaba escapar. Tamerlan fue trasladado bajo custodia a un hospital donde murió pocas horas después. Esa misma noche, un residente de la zona encontró a Dzhokhar escondido y herido en un bote de su patio. Las autoridades acudieron y lo arrestaron. Al lado del bote se encontró una confesión de Dzhokhar que decía que sus ataques eran una respuesta a la guerra de Estados Unidos con el mundo musulmán. Después de dos años de investigaciones y declaraciones, un jurado federal compuesto por doce personas votó de forma unánime que el castigo para Dzhokhar será la pena de muerte