Tarjeta 1 / 7

¿Por qué la ONU falló a favor de Julian Assange?

El 5 de febrero de 2016 el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU concluyó que la detención de Julian Assange es arbitraria —porque no se encuentra procesado por ningún delito. La organización considera que Assange fue privado de las distintas formas de libertad —expresión, movimiento, pensamiento, privacidad— por el Reino Unido. Además, la ONU criticó a la fiscalía sueca por su mala diligencia al no querer entrevistarlo en la embajada ecuatoriana. La organización concluyó que la detención de Julian Assange es ilegal porque fue sometido a aislamiento por nueve días —antes de cumplir con su arresto domiciliario— en la prisión británica de Wandsworth.

En septiembre de 2014 el fundador de WikiLeaks pidió al panel de la ONU que revisara su caso. Si bien el fallo de la ONU no es vinculante, Assange advirtió que si perdía este caso saldría de la embajada ecuatoriana —en la que ha vivido desde 2012— y aceptaría ser arrestado por Suecia. Además, dijo que si la ONU fallaba a su favor, Suecia y Reino Unido deberían aceptar el dictamen. El Primer Ministro británico, David Cameron, tildó de ridículo el fallo. Según él, Assange perdió su libertad al buscar refugio en la embajada de Ecuador después de ser acusado de abuso sexual en Suecia. Además, el gobierno británico dijo que rechazan la declaración de que Assange es una víctima de detención arbitraria.