Tarjeta 1 / 11

¿Cómo se desencadenó la crisis en Yemen?  

En enero de 2015, las fuerzas del movimiento rebelde Hutí —de creencia chiíta— provocaron la renuncia presidencial de Abdo Rabu Hadi. La crisis inició cuando el grupo insurgente pedía participar más en el poder, terminar con la corrupción y que se respeten los acuerdos firmados el 21 de septiembre del 2014. En estos tratados, se exigía un nuevo gobierno y la restauración del subsidio al combustible en el país. Sin embargo, el presidente Hadi dijo que sólo accederá a las peticiones de los rebeldes si es que las fuerzas armadas desocupan las provincias de Yemen para lograr un alto al fuego. 

Los tratados anteriores no se concretaron y Hadi se vio obligado a renunciar tras la ofensiva de los rebeldes hutíes el 22 de enero de 2015. Los partidarios de este grupo insurgente ocuparon la capital Sanaa junto con otras seis  provincias  —Taíz, Aden, Dhaleh, Al Huta, Amran, Dhamar— y causaron varias manifestaciones civiles en contra de los rebeldes. Además, grupos terroristas como Al Qaeda (AQPA) y el Estado Islámico (EI) intentaron apropiarse de las ciudades costeras para tener salidas marítimas y conectarse con los demás países de la península arábiga.

Según Ban Ki-Moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas,  hasta octubre de 2015 hubo más de 2.000 pérdidas humanas, 4.271 heridos y más de un millón de personas desplazadas a causa de la crisis política en Yemen.