Tarjeta 1 / 8

¿Por qué el gobierno afgano tardó dos años en confirmar la muerte del exlíder talibán?

El 29 de julio de 2015, el presidente afgano Muhammad Ashraf Ghani confirmó la muerte de Mohammad Omar, líder de los talibanes —estudiantes del islam— que murió en abril de 2013 en Karachi, Pakistán. Desde 2011 habían rumores de su muerte pero después de la confirmación del gobierno de Ashraf Ghani, la inteligencia afgana y los talibanes finalmente afirmaron que Omar sí murió en un hospital pakistaní en condiciones desconocidas. Además, confesaron que su muerte fue ocultada para mantener la moral alta ya que existía intervención internacional —fuerzas armadas norteamericanas— en territorio afgano.

Los primeros rumores de la muerte del mullah —profesor de la religión— Muhammad Omar en 2011 fueron difundidos por Tolo News, cadena televisiva popular en Afganistán. Se aseguró que el mullah fue asesinado a tiros por el antiguo jefe de los servicios secretos paquistaníes, el general Hamid Gu. Los talibanes desmintieron la noticia y declararon que era “pura propaganda del enemigo”. Por otro lado, el servicio secreto afgano (NDS), afirmó que el líder talibán no había podido ser contactado y que desapareció de su escondite en Pakistán.