Tarjeta 1 / 10

¿Cómo se descubrió la manipulación ambiental en los carros de Volkswagen?

En 2013, el ecologista Peter Mock —director de grupo medioambiental International Council for Clean Transportation y la Universidad de West Virginia realizaron un estudio para demostrar que los controles de gases contaminantes en Europa eran menos exigentes que en Estados Unidos. Para el experimento midieron los gases expulsados por el tubo de escape de los autos Volkswagen Jetta, Volkswagen Passat y BMW X5 con un sistema portátil de medición de emisiones (PEMS) en tiempo real y a una distancia de 4.000 kilómetros —desde San Diego hasta Seattle—. El resultado reveló que los autos de Volkswagen emitían hasta 35 veces más óxido de nitrógeno —gases de color amarillento catalogados como agente carcinógeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 2012—. Un dato muy diferente de lo que la empresa había declarado. 

Los hallazgos alertaron a otras agencias medioambientales como la Autoridad Ambiental de California y la EPA —Agencia de Protección Ambiental—. Juntas denunciaron que Volkswagen cometió trampa al instalar un software secreto para evitar sanciones, y comenzaorn a realizar sus investigaciones sobre el tema. Esto tuvo como resultado que la empresa reconozca la manipulación de los vehículos a diésel con un programa informático especial que le permitía esquivar los límites de emisiones de gas. La EPA calculó que los autos emiten hasta 10 y 40 veces más dióxido de carbono que lo permitido en la normativa de los Estados Unidos.