Tarjeta 1 / 9

¿Qué es Panama Papers?

Panama Papers es la filtración de 11.5 millones de documentos que revelan que por cuarenta años —de 1977 a 2015— políticos, celebridades y criminales de más de 200 países constituyeron compañías en paraísos fiscales. Según la investigación, los datos revelan cómo el despacho legal panameño Mossack Fonseca, ayudó a que 140 políticos y oficiales públicos desvíen sus impuestos a través de 214.000 compañías offshore. Los documentos muestran desde sociedades en las que tienen participaciones  Mauricioo Macri, Presidente de Argentina; Segmundur Davíd GunlaugssonPrimer Ministro de Islandia; el futbolista Lionel Messi, hasta empresas y fundaciones utilizadas por el presidente de Azerbaiyán, Illham Aliyev para tener participaciones secretas en minas de oro y bienes raíces en Londres. Aparecen también amigos, familiares y asociados de varios líderes políticos de todo el planeta

La filtración ocurrió cuando una fuente anónima entregó 2.6 terabytes de información confidencial al International Consortium of Independent Journalism (ICIJ) y al periódico alemán Süddeutsche Zeitung. Durante un año, ICIJ y Süddeutsche Zeitung junto a más de cien medios de comunicación recopilaron, decodificaron y presentaron la información en un portal interactivo con los datos. Además, crearon un juego interactivo donde el usuario puede ver cómo funcionan las compañías offshore. Según ICIJ, la fuente no pidió nada a cambio por los documentos más que la reserva de su identidad. 

Aunque ICIJ ha aclarado que es posible que estas compañías se hayan constituido con propósitos legales, los documentos filtrados podrían iniciar investigaciones por casos de corrupción y crímenes asociados a estas compañías offshore, como parece ser en algunos de los casos de funcionarios mencionados. 

*Actualización*

El 9 de mayo de 2016 ICIJ publicó una base de datos que contiene información de 200.000 compañías offshore establecidas en 21 jurisdicciones. La publicación permite que el usuario pueda buscar los datos por país y jurisdicción. La información no revela correos electrónicos, cuentas de banco o números de teléfono de los implicados.