Tarjeta 6 / 7

¿Quién es Abdalá Bucaram Ortíz?

La carrera política de Abdalá Bucaram comenzó en 1983 cuando fundó el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE). Durante sus 31 años de vigencia, su partido tuvo una orientación populista, aunque él la denominó de centro-izquierda. Según Bucaram Ortiz, lo creó por la necesidad de llenar el vacío político por las muertes de su tío, Assad Bucaram, y su cuñado, el Presidente de la República, Jaime Roldós.

Abdalá Bucaram Ortiz fue presidente del Ecuador desde agosto de 1996 hasta febrero de 1997. En su sexto mes en el poder fue destituido —luego de ser declarado incapaz de gobernar— por el Congreso y actualmente vive exiliado en Panamá.

En enero de 1984 fue electo alcalde de Guayaquil. En noviembre del mismo año fue condenado a cuatro días de prisión por el presidente León Febres Cordero por difamar a las Fuerzas Armadas del Ecuador: dijo que no servían para nada y que solo estaban ahí para gastar plata y desfilar en los días festivos. También fue acusado de malversación de fondos. Fue destituido de su cargo como alcalde en septiembre de 1985 cuando huyó a Panamá para no enfrentar cargos en el país. Bucaram volvió al Ecuador en 1987 porque el Congreso le concedió una amnistía para volver y postularse para presidente. Pasó a la segunda vuelta pero fue derrotado por Rodrigo Borja Cevallos. En 1992 se postuló nuevamente y alcanzó el tercer lugar en las votaciones, perdiendo contra Sixto Durán Ballén.

En 1996 se volvió a postular y ganó las elecciones presidenciales en la segunda vuelta con más del 50% de votos, derrotando a Jaime Nebot. Durante la campaña previa a su elección, hizo mención a tres objetivos fundamentales: un ajuste económico tajante, vivienda para todos y la paz con el Perú. Sin embargo, su plan de ajustes económicos fue anunciado recién a los 113 días de asumir su cargo como presidente. Estos ajustes incluían medidas como: eliminar el subsidio al gas, incrementar créditos hipotecarios, el alza del IVA del 10% al 12%. La confusión existente entre sus propuestas y lo que realmente estaba haciendo, el caos administrativo, los escándalos financieros y la acusación de corrupción a él, sus colaboradores y familiares fueron las razones para las movilizaciones en su contra. Quizás uno de lo casos más recordados y mencionados por la asambleísta Rosana Alvarado fue el festejo de su hijo Jacobo Bucaram, celebrando el primer millón que obtuvo realizando transacciones irregulares al frente de las aduanas.

Durante su mandato hubo decenas de movilizaciones y marchas en contra de su administración. En 1997 el Congreso Nacional lo destituyó por incapacidad mental. Los argumentos para tomar esta decisión fueron diferentes acciones como: las apariciones públicas con el grupo uruguayo Los Iracundos, la grabación de un disco musical cuyas ventas, según dijo, iban a destinarse a un fondo público, y por malversación de fondos y corrupción. El 6 de febrero de 1997 fue removido del cargo. Pocos días más tarde se exilió a Panamá y acusó a la clase económica alta del Ecuador de haber dirigido un supuesto golpe de Estado en su contra. Luego de su salida del poder, se iniciaron dos procesos por peculado en su contra, prescritos en marzo de 2017.

En diciembre de 2004, durante el gobierno de Lucio Gutiérrez, ex edecán de Bucaram, una mayoría del Congreso Nacional nombra a una nueva Corte Suprema de Justicia, denominada Pichi Corte, por su presidente, Guillermo “Pichi” Castro Dager. Ésta dicta la nulidad de los procesos por peculado en contra del ex presidente, permitiéndole así regresar al Ecuador, luego de ocho años en el exilio. Llega a Guayaquil el 2 de abril de 2005, donde lo reciben familiares y simpatizantes, hace un recorrido y llega a una tarima en la que da un discurso. En una entrevista ofrecida tras su llegada dice: “La gente me llevó, me treparon a un caballo, el caballo empezó a botar espuma, el caballo casi se muere, le tuve que agarrar al caballo al oxígeno, respiración boca a boca”.

Su estadía sin embargo dura pocas semanas, pues el presidente Lucio Gutiérrez es destituido el 20 de ese mismo mes, y Bucaram se ve obligado a pedir asilo en Panamá por cuarta vez.  El 26 de octubre de 2015 Bucaram denunció al Estado ecuatoriano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Ecuador, al que exige 200 millones de dólares por considerar que fueron violados varios de sus derechos. En la demanda, el exPresidente dijo que él busca respuestas de por qué lo destituyeron como presidente sin un juicio adecuado. Según diario El Comercio, Bucaram dijo que con él han hecho “bullying político”.