Tarjeta 13 / 20

¿Quién es el delator José José Conceição dos Santos ?

José Conceição dos Santos Filho fue el Director Superintendente de Odebrecht en Ecuador. Es ingeniero de Minas, según una publicación de la Revista Ekos y su primera hidroeléctrica fue Charcani en Perú, en 1979. En esa nota de prensa decía sentirse orgulloso de la experiencia ganada con Odebrecht en varios países; mencionaba obras ejecutadas en Colombia, Perú, Brasil y Cuba y aseguraba haber trabajado y vivido en ocho países. También contaba que había venido por primera vez a Ecuador en 1989 y luego había regresado en 1998, para finalmente establecerse desde 2010.

Santos jugó un papel clave para resolver el problema legal entre la empresa brasilera y el Estado ecuatoriano por la construcción de la Hidroeléctrica San Francisco; en septiembre de 2008 el Presidente Rafael Correa expulsó a la constructora porque apenas siete meses después de su inauguración se presentaron fallas en el funcionamiento. José Santos era uno de los procesados en el juicio que el Estado inició en contra de siete directivos de Odebrecht. El retorno de la constructora fue posible mediante la firma de un convenio transaccional con el cual la compañía se comprometía a reparar las fallas y a pagar 20 millones de dólares por la paralización de la obra. A cambio de eso, el gobierno debía dejar insubsistentes las glosas que alcanzaban un monto de 70 millones de dólares y suspender todas las acciones legales a nivel nacional e internacional en contra de la constructora. En noviemrbe de 2010, tanto Santos como los otros seis implicados fue sobreseídos por la justicia ecuatoriana.

Un poco antes, cuando inició el problema con San Francisco, el abogado penalista, exasambleísta y excandidato a la Vicepresidencia por el movimiento FE, Ramiro Aguilar fue parte de su equipo de abogados como nos lo contó durante la campaña electoral de 2017. Aguilar recordó que en la época del juicio, Santos le llamó y le dijo “Ramiro, yo no puedo tener un problema penal porque yo viajo, mi esposa vive en Miami, yo tengo mi trabajo en Angola, voy a Brasil. Entonces una orden de prisión nacida en Ecuador, me coge en un aeropuerto internacional y me complica: resuélvenos el problema”. Aguilar le dijo que debía reparar la central y pagar la multa. Recordó que en la época hubo orden de prisión mientras el juicio estuvo abierto, que luego fue reemplazada por la presentación ante un juez cada cierto tiempo. Posterior a eso, Aguilar terminó su relación profesionarl con Odebrecht, según nos contó en esa ocasión. 

Entre 2010 y 2016, Santos habría entrado 145 veces al país, según diario El Comercio; la última entrada habría sido el 26 de julio de 2016, cinco meses antes de que estalle el escándalo de Odebrecht y un mes después de que el heredero de la firma brasilera, Marcelo Odebrecht, fuera encarcelado en Brasil. Hoy cumple una pena de 19 años de prisión por blanqueo de dinero, corrución y formación de organización criminal.