Tarjeta 19 / 20

¿Qué pasaría si Glas es vinculado a la instrucción por asociación ilícita?

La etapa de instrucción —que es el inicio del proceso penal—dura cuarenta y cinco días improrrogables, contados a partir de la fecha de la audiencia de formulación de cargos —en la que se establece el delito por el cual se va a procesar al involucrado—, sin dejar de lado la posibilidad de que el fiscal señale un plazo menor para su conclusión. 

Las instrucciones fiscales en el Ecuador duran noventa y cinco días desde la fecha de la audiencia de formulación de cargos, por regla general. Sin embargo, el plazo se amplía, entre otros motivos, cuando existen nuevas vinculaciones hasta treinta días, pero el límite máximo de duración de una instrucción fiscal es de 120 días.

Este es el momento en que se encuentra el caso de asociación ilícita que investigaba la fiscal Diana Salazar. Esta etapa que tiene por finalidad determinar elementos de convicción, de cargo y descargo, que permita formular o no una acusación en contra de los procesados. Durante la instrucción, se pueden dictar medidas cautelares en contra de los involucrados, como prisión preventiva, prohibición de salida del país, entre otras. Más allá del fuero de corte, no existe ninguna restricción para que se dicten medidas cautelares en contra del vicepresidente Glas.

Una vez que concluye la instrucción, el Fiscal General de la Nación deberá decidir si acusa o no a los procesados. Si decide acusar, deberá pedir a la Corte Nacional de Justicia otra audiencia llamada “preparatoria del juicio”. En esta etapa, el Fiscal deberá presentar su dictamen acusatorio, se establecerán las pruebas que podrán ser presentadas en la etapa llamada de juicio, y se revisará la legalidad con la que ha sido llevado el proceso. Esta audiencia la presidirá un juez de la Corte Nacional elegido mediante sorteo, que deberá autorizar el inicio del juicio, o de lo contrario, deberá sobreseer a los acusados. Si autoriza el juicio, el proceso penal entrará en su etapa principal y final, llamada etapa de juicio. En una audiencia oral, el fiscal presentará sus alegatos y la defensa sus contraargumentos ante un tribunal de la Corte Nacional, que decidirá si los procesados son o no sentenciados. Ese fallo podrá ser apelado por los acusados.