Tarjeta 18 / 20

¿Por qué Jorge Glas no puede salir del país?

El martes 29 de agosto de 2017 el juez nacional Miguel Jurado Fabara acogió el pedido de la Fiscalía y vinculó al vicepresidente Jorge Glas en el proceso por asociación ilícita dentro del caso Odebrecht. Además, aceptando el pedido del Fiscal Carlos Baca Mancheno, dispuso la prohibición de salida del país de Glas. 

En la audiencia se vinculó a once personas en total, incluido el vicepresidente. El juez dictó prisión preventiva en contra de cuatro: los venezolanos exfuncionarios de la petrolera estatal Pdvsa, Alexis Arellano y Freddy Salas (fue gerente de la Refinería del Pacífico); el empresario Ricky Iván Dávalos, a cargo de una de las empresas señaladas como sospechosas de los sobornos para la realización de obras públicas; y Diego Cabrera, contratista de Petroecuador que no habría podido justificar sus ingresos por dos millones de dólares. 

Tanto para el excontralor Carlos Pólit como para el exgerente de Petroecuador, Ramiro Carrillo, el juez ordenó arresto domiciliario por ser ambos de la tercera edad. Sin embargo consideró que para Glas no era necesaria una medida de ese tipo porque ha acudido a los llamados de Fiscalía y mantiene la seguridad policial y militar que le corresponde por su cargo.

Además cuatro exfuncionarios de Odebrecht, José Santos (quien fue Superintendente de la compañía en Ecuador), Mauricio Grossi Neves, Ricardo Vieira y Claudemir Simoes, que también vinculados al caso, no tienen ninguna medida cautelar, por el acuerdo de cooperación con la Fiscalía.