Tarjeta 1 / 12

¿Por qué los brasileños protestaron ante las Olimpiadas de Río 2016?

El 5 de agosto de 2016, día de inauguración de los juegos olímpicos, el Movimiento de los Trabajadores sin Techo (MTST) y el grupo Frente Pueblo sin Miedo —que reúne a varios movimientos y organizaciones progresistas— convocó a una marcha en contra del gobierno del presidente interino Michel Temer y el desarrollo de los juegos. La convocatoria reunió a 3.000 personas que bloquearon la ruta inicial de la antorcha olímpica —que pasaba por los seis puntos clave de la playa Copacabana— por lo que los organizadores tuvieron que dirigir su recorrido por el interior de la ciudad. Los brasileños consideran que excluir a los barrios pobres del país del recorrido de la antorcha olímpica es alejar al turista del verdadero Brasil. 

Los protestantes se mostraron en contra de las olimpiadas porque muchos barrios cercanos a la Villa Olímpica están en mal estado, existe una excesiva represión policial, los recortes de presupuesto en los salarios de los empleados, y la relación de los principales líderes del Partido de los Trabajadores (PT) con fraude y corrupción. En un reporte de la cadena Telesur, Jean Wyllis, diputado del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), aclaró que las protestas son un acto de resistencia ante la corrupción del gobierno de Temer.