Tarjeta 6 / 8

¿Cómo se conforman las mayorías?

Dentro del Pleno de la Asamblea Nacional existen distintos tipos de mayoría: absoluta, simple y calificada. De acuerdo a la mayoría que exista, se puede o no aprobar o derogar leyes o aplicar otros recursos legales —como la destitución de autoridades. 

La mayoría absoluta es aquella conformada por la mitad más 1 de todos los asambleístas. Si son 137 asambleístas, la mayoría absoluta debe estar conformada por 70 asambleístas. Como lo establece el artículo 133 de la Constitución, este tipo de mayoría es necesaria para aprobar, reformar o derogar leyes orgánicas —como la de comunicación— y, según el artículo 131 de la Constitución, para aprobar la censura y destitución de autoridades que no cumplan con sus funciones.

La mayoría simple está formada por la mitad más 1 de los asistentes al pleno ese día. Por ejemplo, si a una reunión asisten 90 asambleístas, la mayoría simple tendría 46 asambleístas. Según lo indica el artículo 8 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, se necesita mayoría simple para aprobar o rechazar acuerdos y resoluciones –como las resoluciones adoptadas por la Sociedad Interamericana de Prensa.

Se entiende como mayoría calificada a las dos terceras partes del total de asambleístas. La mayoría calificada estaría conformada por 92 asambleístas. Este es el número de votos que se requieren para —según el artículo 9 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa– conceder amnistías por delitos políticos e indultos o para el enjuiciamiento penal del Presidente, o Vicepresidente de la República.

La mayoría absoluta, simple y calificada funciona en las votaciones que se realizan en el pleno de la Asamblea y en las comisiones (que son 12). Aunque en el caso de las comisiones, la mayoría de asuntos tratados se aprueban mediante mayoría simple.