Todas las marcas, todos los servicios, la más alta calidad

• Septiembre 1, 2015 •

¿Por qué Bosch Car Service es la evolución de los talleres automotrices?

Cuando llevas tu auto a un miembro de Bosch Car Service lo pones en manos de la red de talleres automotrices más grande del mundo. No es una exageración. Los técnicos que te atienden en un Bosch Car Service en Ecuador han recibido entrenamiento de especialistas internacionales, lo que asegura resultados óptimos. Todos los talleres de la red se encuentran equipados con un moderno scanner automotriz para diagnósticos electrónicos. Pero si ellos no lograsen encontrar en ese momento una falla, derivan la consulta a soporte técnico de Tecnova. Ahí, después de revisar la información —un reporte que incluye fotografías—, su equipo de soporte se une a la búsqueda de la respuesta que necesitas. Si aún ahí no hay una solución, la consulta se eleva a Argentina o Brasil, e incluso, Alemania. Tu carro está físicamente en el Ecuador, pero tiene el soporte de personal altamente calificado del Ecuador, América y el mundo.

La red Bosch Car Services revolucionó el concepto del taller automotriz en el mundo. Une dos puntales esenciales en el cuidado de un carro: la confianza del dueño del vehículo en su mecánico de siempre y los altos estándares de calidad que Bosch maneja en todo el mundo. Es una situación de ganar-ganar, en la que Bosch —la marca de tecnología automotriz más grande del mundo— potencia el trabajo de los talleres de autoservicio que lideran el mercado local a través de tecnología, capacitación y homologación de la calidad. Los miembros de Bosch Car Service no pertenecen a Bosch, sino que son talleres particulares que —después de un programa de desarrollo— firman un contrato de soporte con Bosch, poseen el nivel de concesionaria con trabajo y mantenimiento parametrizado pero con mejores precios que la concesionaria. Una vez calificado, se convierte en parte de Bosch Car Service, una red con más de dieciséis mil quinientos talleres en ciento cincuenta países. Es un triángulo perfecto: gana el taller, gana Bosch y gana, especialmente, el dueño del auto.

La red Bosch Car Service ofrece servicios de mecánica completa: puedes llevar tu vehículo para cualquier trabajo. En Ecuador, hay ya veinticuatro talleres afiliados a la red Bosch Car Service. Para fines de este año, habrá veintiseis. Y durante el 2016 llegarán a treinta y cinco acreditados. Lo que diferencia a los puntos de servicio Bosch Car Service de cualquier otro taller es que maneja los mismos parámetros en todo el mundo. Es una cuestión de armonía: cuando entres a uno de estos talleres en Ecuador será como entrar a uno en Chile, Francia, Alemania o España. Ricardo Jarre, propietario de Multservicios RJ, de Portoviejo, lo resume de esta manera: “Realmente, el éxito es compartido pero la marca Bosch empuja muchísimo. Hay clientes que nos identifican porque saben que tenemos autopartes de la mejor calidad.” Esa es la diferencia entre un taller cualquiera y uno de la red Bosch Car Service: la alta calidad de su servicio.

Bosch Car Service se centra mucho en el entrenamiento del personal de sus afiliados. Es el valor agregado, lo que los diferencia del resto. Las capacitaciones las dan entrenadores internacionales, como el argentino Germán Acetis que estuvo en el Ecuador hace unas semanas. Un curso dictado por él sería difícil de costear por un taller independiente, pero la red Bosch Car Service lo hace posible. El resultado: sus colaboradores tuvieron acceso a un entrenamiento de 16 horas técnicas con uno de los especialistas más calificados en sistema electrónico de frenos.

Para ser parte de Bosch Car Service hay unos requisitos mínimos. El taller debe tener cuatro bahías de servicio, ofrecer diagnóstico electrónico, y asistencia en inyección, mecánica ligera, suspensión y frenos. Si cumple, Tecnova lo califica como candidato y se crea un plan de trabajo. Se trabaja en la parametrización de los talleres para que adquieran la imagen corporativa de la red. De ahí, hay un paso trascendental: la única forma de diferenciar un taller del resto es por el diagnóstico electrónico. Los carros modernos son más un computador que un motor. Es indispensable que el taller tenga un escáner Bosch, porque es la base en la que está fundamentada el programa de entrenamiento que sus mecánicos van a recibir. Ese equipo es lo que va a diferenciarlo del resto. El escáner se comunica directamente con los módulos del vehículo. Los miembros de la red están siempre sujetos a una auditoría y a visitas sin previo aviso, de clientes fantasmas que reportan a Tecnova la atención. Solo así se puede mantener la alta calidad que Bosch ha fijado como estándar global.

Desde ese momento, nace una relación muy cercana entre el taller, Bosch y Tecnova. No solo en capacitación técnica. Es la creación de un vínculo muy sólido, basado en la filosofía de la compañía alemana en un producto destinado a atender a todas las marcas de automóviles, ofreciendo todos los servicios, con una sola —y altísima— calidad: la de Bosch.