Sikkim

• Noviembre 9, 2015 •

Los rostros de una región India

Sikkim no es como el resto de la India. Esta región al noreste del país recién formó parte de India en 1975. Antes era un estado independiente entre dos países: Nepal y Bután. Hay algo de esa independencia que aún se mantiene: para entrar, se necesita una visa especial, no la misma que se utiliza en el resto del país. Su población, a diferencia de la mayoría de la India —que es hinduista o musulmán— practica budismo. Cuando visité la localidad estaban esperando la visita del Dalai Lama y toda la ciudad estaba llena de flores y ofrendas. Estar en Sikkim es como estar en Tíbet, Bután o Nepal: la raza de sus habitantes es muy similar a la de estos países —piel canela, ojos achinados, mejillas rojas— y muy distinta a la de sus vecinos indios. Hay poco turismo, la mayoría de extranjeros llegan a escalar los Himalayas, por eso es un lugar donde se puede conocer, de cerca, la cultura de sus habitantes.